Free counter and web stats

sábado, 16 de mayo de 2009

Niveles de azúcar y cáncer.


Muchas personas siguen preocupadas por restringir las grasas naturales de la alimentación, por su alto contenido calórico, y en cambio pasan por alto lo peligrosas que son las harinas blancas refinadas y el azúcar. Y son peligrosas no solo en relación al sobrepeso y la obesidad, sino que al parecer tienen mucho que ver con el cáncer.

En el libro Anticáncer, de D. Servan-Schreiber, hay un epígrafe titulado "El cáncer se alimenta de azúcar", que desglosa la relación entre una alimentación con niveles altos de carbohidratos refinados y la posibilidad de desarrollar cáncer. A lo largo de varias páginas, el autor aporta numerosos informes científicos y multitud de datos. Por ejemplo, el que dice que mientras en 1830 el consumo humano de azúcar era de 5 kg al año, a finales del S. XX estaba en... ¡70 kg! Dejemos que sea el autor quien nos lo cuente:

"Cuando ingerimos azúcar o harinas blancas (...) los niveles de azúcar en sangre aumentan rápidamente. De inmediato el cuerpo libera la dosis de insulina necesaria (...). Esta secreción de insulina va acompañada de la emisión de otra molécula, llamada IGF (...) cuya misión es estimular el crecimiento celular. En resumen, el azúcar nutre los tejidos y hace que crezcan. Pero además la insulina y el IGF tienen en común otro efecto: potenciar los factores de inflamación, que (...) estimulan el crecimiento celular y actúan como abono para los tumores.

Hoy sabemos que los picos de insulina y la secreción de IGF estimulan de manera directa no solo el crecimiento de las células cancerosas, sino también su capacidad para invadir tejidos vecinos. (...)

Toda la literatura científica señala en la misma dirección: quien quiera protegerse del cáncer, deberá reducir seriamente el consumo de azúcar procesado y de harinas blancas." (La negrita es mía).

En realidad, esto no es nada nuevo. Atkins, tímidamente, se hizo eco de varios estudios que ya apuntaban en esta línea:

"Es interesante saber que se ha demostrado que el hecho de reducir la carga glucémica parece disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de colon. Una posible razón es que las células cancerígenas se alimentan de azúcar. (...) Además, el hiperinsulinismo, como respuesta a una alta carga glucémica, puede aumentar el riesgo de cáncer. Estudios recientes realizados en mujeres que han sufrido cáncer de mama han demostrado que las mujeres con una menor producción de insulina tienen mayores posibilidades de supervivencia y menores posibilidades de volver a sufrir cáncer que las mujeres con un mayor nivel de insulina. Por otro lado, dos estudios recientes han demostrado que el hiperinsulinismo también está asociado a un mayor riesgo de sufrir síndrome poliquístico de ovarios."

Así que habrá que pensárselo dos veces cuando se nos invite a endulzarnos demasiado la vida... ¡Buen fin de semana!

7 comentarios:

Hairspray dijo...

jesus, entonces yo soy pasto del cancer. Porque en lugar de sangre debo tener azucar, y no porque me la coma a puñados, si no por la bollería y demás mierdadas que solía comprar.

Ains no tendría que leer estas cosas, que luego me entra la paranoia.

Que pases un buen día.

siempreadieta dijo...

Hair, dices "solía comprar", así que se entiende que ya no... Además, lo de decir que eres "pasto del cáncer" suena muy "heavy"... hay muchos factores que influyen en el cáncer, supongo que un solo factor (aunque sea el azúcar) no es el que genera la enfermedad, sino varios juntos. Así que no te me emparanoies ;)

Nassus dijo...

Coincido con Hairspray en que mucha gente tendría que ser un cáncer con patas. Que el exceso es malo lo sabemos todos, pero hasta el punto de no permitir nada de su consumo lo veo un poco exagerado, la verdad.
Saludos.

Hairspray dijo...

Jajaja yo es que en mi familia tengo antecedentes de cancer, no una persona ni dos, si no más de cuatro y claro, entre eso, la buena alimentación que llevo, etc, vamos que mejor no pienso las cosas :D Porque esto en realidad es una lotería y nunca se sabe.

Pero bueno, ahora como estoy a dieta no compro chuminadas así que tendré que seguir así de por vida. Aunque eso sí, a mi el chocolate no me lo quita nadieeeeeeee :D

siempreadieta dijo...

Nassus, siento si del post se puede deducir que abogo por no permitir el consumo de algo (sea lo que sea). Solo me hago eco de un libro que a su vez se hace eco de estudios científicos.

¿Os acordáis al principio con el tabaco? Todos teníamos un abuelo de 90 años que llevaba fumando toda la vida, y eso nos hacía reírnos de lo que nos decían los médicos. Hay gente que se sigue aferrando a este tipo de excepciones para negar la evidencia científica de que la abrumadora mayoría de cánceres de pulmón están relacionadas con el tabaco. Tal vez haya gente que fume como un carretero y no contraiga jamás cáncer, pero la mayor parte de personas con cáncer de pulmón no lo habrían tenido si no hubiesen fumado (o no hubiesen trabajado en ambientes viciados de humo).

Tampoco creo que haya que volverse un talibán, y no poder consumir jamás un buen helado, o un buen postre casero. Pero que comerlos varias veces al día no puede ser muy bueno. Nuestro cuerpo no está diseñado para que lo inundiemos de azúcar a diario, y desgraciadamente, eso es lo que hace mucha gente.

siempreadieta dijo...

Por cierto, Hair, yo tampoco renuncio al chocolate. Eso sí: 85% de cacao. ¿Sabes que, en el libro que cito en el post, el chocolate con más de un 70% de cacao está considerado como un alimento potencialmente "anticáncer"? ;)

AFRODITA dijo...

MAdre del amor hermosoooo...yo mejor no voy a leer nada de eso,porque fijo me deprimo jejeejejejejejeje.
Soy carboadicta y fumadora , asi que ya me direis..
Bueno a todo esto le restaremos que adoro el chocolate
Ala!