Free counter and web stats

miércoles, 8 de abril de 2009

Adelgazar... ¿sin matarse?


Después de unos cuantos días alejado del blog (es lo que tiene estar de vacaciones, que uno para poco por casa...), vuelvo con un nuevo libro sobre dietas: Adelgazar sin matarse. Su autor, el doctor Jaime Brugos, con la misma humildad que caracteriza a muchos otros autores de libros sobre dietas, afirma sin rubor que su dieta (a la que llama isoproteica) es "el sistema nutricional más avanzado que existe", destacando que es "perfecto para combatir todos los desórdenes nutricionales, incluida la anorexia y la megarexia. También es la forma más fácil y completa de nutrición para las personas que, estando sanas y sin problemas de peso, desean estar lo más sanas posibles" (p. 42). O sea, es la hostia, en pocas palabras.

Pero el autor del libro, además de humilde, es un verdadero filántropo, y no contentándose con buscar la redención de los que andamos excedidos de peso, el doctor Brugos se impone aún más altas miras: "Mi objetivo de batir el récord de longevidad es sólo el principio de una revolución nutricional orientada a aumentar la longevidad y la calidad de vida. Como no se trata de una tarea fácil (puede incluso convertirse en la obra más importante de la humanidad), he decidido dedicarle el resto de mis días, reuniendo para ello a un importante grupo de técnicos colaboradores, al que espero se vayan incorporando miles de expertos de todo el mundo que tengan inquietudes similares" (p. 23). Desde luego, ¡hay gente que no necesita abuela! Está guay eso de ponerse a escribir un libro sobre nutrición y acabar salvando a la Humanidad y obteniendo adhesiones en masa de la comunidad científica...

Independientemente de que haya aspectos de la teoría expuesta por Brugos que me parezcan más o menos interesantes, hay alguna idea que me parece demasiado subversiva, por ejemplo en torno a las frutas y las verduras, de las cuales dice que "son alimentos extremadamente pobres en proteínas, por lo que no se pueden considerar alimentos completos ni sirven para regenerar nuestro organismo" (p. 74). Así que no tiene problema en realizar la siguiente afirmación: "¡Llevo más de 24 años sin tomar frutas ni zumos de frutas y estoy a disposición de todo aquel que quiera comprobar mi estado físico interno y externo a mis 65 años de edad! Si creyera que tomar fruta tiene alguna ventaja para mí, no tenga el lector la más mínima duda de que lo haría" (p. 74). No sé yo si habría muchos médicos dispuestos a firmar algo así... desde luego, Atkins no lo haría (Atkins subraya la necesidad de comer verduras y también algunas frutas, ricas en antioxidantes y bajas en carbohidratos).

Hay otros aspectos del libro que sí me parecen muy convincentes: lodo lo que se dice sobre el azúcar (al que llama, con razón, "el dulce asesino"), sobre las dietas altas en carbohidratos, sobre lo importante que es la proteína, sobre lo que se ha satanizado a las grasas... es muy interesante. Pero en algunos momentos he tenido la sensación de que me encontraba ante una especie de nuevo mesías de la nutrición, y ese rollo no me mola nada, por mucho que estemos en vísperas de Semana Santa...

Así que solo me queda desearos una Feliz Pascua de Resurrección...

2 comentarios:

PRIMAVERITIS dijo...

bueno, en realidad Atkins incluyo las frutas en la segunda version del libro y sobre todo por la presión social, yo estoy totalmente de acuerdo en que se puede vivir sin frutas, el pediatra de mi hijo también opinó que mejor que comiera papilla que le alimentaba mas, las frutas son las golosinas de la naturaleza y son solo capricho, sin verdura.... eso ya no creo que sea tan facil, al menos a largo plazo, a corto yo llevo casi tres meses sin comer prácticamente nada de verdura, y desde luego, cero fruta. y tan feliz..

Lebowski dijo...

El hombre derrocha humildad por todos los poros de su piel.

Por cierto paisano, he estrenado blog, puedes verlo en http://www.fuckthekilos.blogspot.com

Un saludo!