Free counter and web stats

viernes, 4 de septiembre de 2009

Misterio misterioso (o Flipping in colours)


Pues resulta que ayer tuve cena. Iba dispuesto a no pecar con ningún carbohidrato (aparte de un poco de vino, placer del que no me gusta privarme ni en inducción), pero ya antes de la cena cayó una caña con limón (yo la había pedido sin alcohol, porque tiene menos carbohidratos, pero la camarera se equivocó, y como soy idiota, le dije que no hacía falta que me la cambiase). "Bien empezamos", pensé. Pero no, en la cena no probé ni un miserable hidrato de carbono, aunque bebí bastante más vino del que tenía previsto. Vino turbio, concretamente. Pero ni pan, ni postre ni azúcar en el café. El abuso del vino ya tendría bastantes repercusiones al día siguiente (o sea, hoy) en la báscula.

Eso pensaba.

Pero ¡oh, misterio misterioso! Esta mañana, al subirme a la báscula: ¡¡87.6!! 600 gr. menos que el día anterior. ¿Alguien sabe por qué ignotas razones a veces te portas muy bien y apenas pierdes, y otras te portas regulín regulán, y te quitas más de medio kilo? ¿O es que el alcohol tiene algún tipo de efecto retardado, y el "castigo" se producirá hoy o mañana o a lo largo de unos días, en forma de estancamiento? Creo recordar que Atkins afirmaba que el alcohol interrumpe momentáneamente la "combustión de grasas", porque el cuerpo lo usa como combustible prioritario, pero en cuanto se consume, el cuerpo vuelve a quemar grasa. ¿Alguien me puede aclarar este extremo? Uf, cuántas preguntas para un viernes. Feliz fin de semana.

4 comentarios:

Teresinha dijo...

Yo pienso que si no hubieras tomado el vino hubieras adelgazado aún más. Pero creo que está bien darse un gustico de vez en cuando, si no la dieta se vuelve insoportable. Yo hoy también me voy a tomar media copa de vino tinto. Sé que adelgazaré menos pero vale la pena!

Miguel Arturo dijo...

Hola Siempreadieta:
No vale la pena intentar explicar el comportamiento de ese señor tan complejo y caprichoso llamado "metabolismo" (te lo digo por experiencia)... lejos de lo esperado, siempre se saldrá con la suya, la mayor parte de las veces "sorprendiendo al personal".
Deja un poco en manos de la suerte los resultados, limitate a hacer las cosas lo mejor posible y adelante, sin pensar lo que luego diga o haga el susodicho. Al final, si hacemos las cosas bien, nos llega la recompensa.
Un saludo.

siempreadieta dijo...

Muchas gracias a los dos...Tienes razón, Miguel Arturo, el metabolismo tiene sus cosas, pero cuando se hacen las cosas bien, antes pronto que tarde, responde...

Carina dijo...

ayy nene... no le des mas vueltas..si te caes,te levantas...asi que si "pecaste"la proxima lo haces mejor y listo....
besos enormes!!!!!!